Ir a contenido


Foto
- - - - -

Cuaderno de nuestro primer Interrail


  • Please log in to reply
35 replies to this topic

#1 sideral

sideral

    Interrailer@

  • Members
  • PipPipPipPip
  • 128 Mensajes:

Posteado 16 mayo 2010 - 16:05

¡Hola a todos!

Organizando mi segundo interrail he desenpolvado mis apuntes de viajes anteriores y me he encontrado con el cuaderno de viaje que escribimos cuando hicimos nuestro primer Interrail en agosto de 2008. Como leer los cuadernos de otros viajeros siempre me ayuda muchísimo he pensado que no estaría mal compartirlo, y si puede servir a alguien de algo, pues mejor que mejor.

Fuimos mi novio (Fer) y yo (Irune). Algunos pasajes los escribí yo, otros él.

De momento os copio aquí el itinerario que hicimos, con un mapita señalando la ruta.

DÍA -2 (4 agosto): Bilbao - Madrid (en bus, noche en aeropuerto Barajas)
DÍA -1 (5 agosto): Madrid - Bruselas (en avión)
DÍA 0 (6 agosto): Bruselas
A partir de aquí empezamos a usar el Global Pass de 22 días:
DÍA 1 (7 agosto): Bruselas - Brujas (día en Brujas)
DÍA 2 (8 agosto): Brujas - Amsterdam (día en Amsterdam)
DÍA 3 (9 agosto): Amsterdam - Waterland
DÍA 4 (10 agosto): Amsterdam (nocturno hacia Berlín)
DÍA 5 (11 agosto): Berlín
DÍA 6 (12 agosto): Berlín
DÍA 7 (13 agosto): Berlín - Praga
DÍA 8 (14 agosto): Praga - Kutna Hora
DÍA 9 (15 agosto): Praga - (nocturno hacia Cracovia)
DÍA 10 (16 agosto): Cracovia
DÍA 11 (17 agosto): Cracovia - Auschwitz (desde Oswiecim)
DÍA 12 (18 agosto): Cracovia (nocturno hacia Viena)
DÍA 13 (19 agosto): Viena
DÍA 14 (20 agosto): Viena
DÍA 15 (21 agosto): Viena - Hallstatt - Salzburgo
DÍA 16 (22 agosto): Salzburgo - Innsbruck
DÍA 17 (23 agosto): Innsbruck
DÍA 18 (24 agosto): Innsbruck - Munich
DÍA 19 (25 agosto): Munich (Füssen)
DÍA 20 (26 agosto): Munich - Interlaken
DÍA 21 (27 agosto): Interlaken - Grindelwald
DÍA 22 (28 agosto): Interlaken - Lauterbrunnen - Milán
(se acaba el pase Interrail)
DÍA 23 (29 agosto): Milán (noche en aeropuerto)
DÍA 24 (30 agosto): Milán - Madrid (avión); Madrid - Bilbao (bus)

Imagen enviada

Nuestra mejor amiga durante el viaje... ¡menudo uso le dimos!
Travel Bug - Europa
Imagen enviada
Aunque la última edición es de 2005, nos vino de perlas. Grandes consejos, buenos restaurantes, buenos albergues, buenos recorridos por la ciudad... con la información justa.

También nos llevamos con nosotros el European Rail Timetable de Thomas Cook, donde vienen todos los horarios de todos los trenes de europa. Éste era la edición de verano 2008 (de junio a diciembre).

Imagen enviada

Además, llevamos un fajo de papeles con todas las confirmaciones de reservas de albergues imprimidas y otro con los trenes que pensábamos coger, que más tarde mostraríamos en las ventanillas de la ciudad a la que llegábamos para asegurarnos de que todo estaba en orden y de si hacía falta pagar algún tipo de suplemento o hacer alguna reserva.

A nosotros nos gusta viajar con las cosas bien calculadas para no llevarnos sorpresas. Aunque no decidíamos qué hacer en cada ciudad hasta justo antes de llegar a ella (y a veces el mismo día) sí que teníamos los viajes ya planeados y los albergues ya cogidos, y a pesar de las advertencias de varios foreros de los problemas que esto podía suponer, no tuvimos ni uno en el mes que anduvimos viajando.

También hay que aclarar que cuando se viaja y se quiere dormir en habitaciones dobles y no compartidas por un precio asequible es importante reservar, o te quedas sin lugar. Y nosotros preferimos hacerlo así.

Ahora ya sí, el diario:

4 y 5 agosto 2008: Bilbao - Madrid - Bruselas

Salíamos de Bilbao a las 20:00 rumbo a Barajas, o eso creíamos. Yo estaba bastante nerviosa, todo hay que decirlo. El viaje iba a ser largo y muy pesado, lo sabíamos, pero aún no éramos conscientes de lo que nos esperaba. Antes de salir el chófer se puso tonto y no me quiso decir claramente si era un bus simple a Madrid o era el que nos llevaba a Barajas directamente así que me tocó preguntar en información. Efectivamente, ese era nuestro bus: nos dejaría en Avda. América y desde allí otro nos acercaría al aeropuerto.

El viaje en el bus se me hizo interminable. He hecho esa ruta (Bilbao - Madrid) miles de veces y jamás se me ha hecho tan largo como aquella vez. No podía dormir y me estaba congelando de frío (recuerdo que incluso llegué a taparme con la cortinilla de las ventanas lo que pude). Estaba acojonada porque yo pillo frío en la gargante super fácil, y no era la mejor manera de empezar el interrail. Por suerte no pasó nada. La primera hora y media se me pasó más o menos rápida (nos pusieron Terminator 3) pero tras la parada en Lerma se me hizo eterno.

Cuando por fin llegamos a Madrid (tras no sé cuánto tiempo parados en la carretera por un accidente) nos tocó esperar a un bus que nos llevaría hasta Barajas, así que nos tiramos sobre las mochilas en la estación hasta que apareció. Muy tarde.

Como somos puro desastre, cuando el chófer nos preguntó a qué terminal del aeropuerto nos dirigíamos se nos quedó cara de tontos: no teníamos ni idea. Dijimos al azar la T2: al fin y al cabo, si nos confundíamos, teníamos toda la noche para movernos de una a otra.

Acabó siendo la T1. Por suerte estaba muy cerca y nos costó escasos minutos llegar a ella. Por todas partes había gente tirada durmiendo, salvo por unos yankis que bebían kalimotxo. Nos instalamos un poco alejados, debajo de los mostradores de Polish Airlines y Swiss no sé qué y nos tumbamos dispuestos a dormir, con un chico rubio al lado con barba que estaba solo y por alguna razón me daba mucha pena. Yo quería ser su amiga, parecía majo.

Intenté dormir en vano. Incluso saqué el saco de dormir. Al principio me tumbé encima, al final me metí dentro. Imposible. Pasé la noche en vela, mirando alrededor. El aeropuerto iba cobrando vida poco a poco y a las 4 de la mañana ya casi no había gente durmiendo (salvo Fer).

Cuando casi eran las 6 Fer por fin se despertó y recogimos el chiringuito. Fuimos al baño y nos dirigimos hacia la zona de facturación. Entonces nos sentamos y "desayunamos" un par de napolitanas y cola caos complet de botellín. Al embarcar, un policía de mierda nos hizo tirar todos los patés que llevábamos (listos de nosotros por no meterlos en las mochilas).

El avión, no sé si por el sueño y cansancio acumulados que llevaba encima, era de pesadilla. Todo chungo, oscuro, mal rollo. No había espacio para nada. Intenté dormir (lo conseguí por unos 45 minutos) pero el sol me daba en la ventanilla y la cortina estaba hirviendo. En esos momentos me sentía como si estuviese borracha, pero sin la tontería en el cuerpo.

Llegamos y salimos directos al aire libre. Estaba despejado pero el aire era frío y me hizo muy bien. Salimos y comprobamos que no había ningún control de pasaportes, y aunque las mochilas se hicieron esperar, salieron sanas y salvas.

Desde allí compramos unos billetes de bus hacia Bruselas (13€). El hombre me quiso timar y me dio sólo un ticket por el precio de dos. Cuando me di cuenta y le fui a pedir el segundo no me lo quiso dar porque según él yo lo había perdido. ¡En fin! Finalmente me lo dio.

El bus nos dejó en Bruxelles Midi, justo en la otra punta de la ciudad con respecto al albergue... Una vez allí compramos nuestros pases Interrail para el día siguiente y nos dirigimos (¡ANDANDO!) hacia el albergue (Auberge Sleep Well, en doble con baño compartido, 22.50€ la noche, desayuno incluído, a nosotros nos gustó mucho). Por dios qué calor xD Qué cansancio.

Cuando por fin llegamos eran las 13:50 y nos dijeron que hasta las 15:00 no nos podían dar la habitación, así que nos sentamos en recepción a hacer tiempo. Cuando llegó la hora fuimos a la habitación, nos duchamos, hicimos las camas y salimos a comprar algo en algún supermercado para comer. Nos hicimos unos bocatas en la Place des Marthyrs con unas cervecitas y comprobamos que los comercios son todos iguales vayas donde vayas: Zara, Mango, Fnac, Media Markt... como dice Fer: ¡la globalización! Nos dimos un paseo por el jardín botánico y parecía que iba a llover... pero al final por suerte no.

Planeamos ir a descansar al albergue un par de horas y después salir a cenar... pero no pudo ser. Una vez en la habitación comencé a escribir el diario y me quedé sobadísima. A las 20:30 Fer me despertó pero me volví a dormir. A las 21:30 me volví a despertar, salí al baño (estaba fuera de nuestra habitación), al volver me quité la ropa y me metí en la cama. Y me dejé la puerta de la habitación abierta... toda la noche. Pero dormí como nunca, eso sí xD

Imagen enviada
El avión infernal de Ryanair

Imagen enviada
Se explica ella solita

Imagen enviada
Caminando hacia el albergue nos encontramos este restaurante jeje

Imagen enviada
Paseando esa tarde

Este tema ha sido editado por sideral: 16 mayo 2010 - 19:38

  • 0

#2 sideral

sideral

    Interrailer@

  • Members
  • PipPipPipPip
  • 128 Mensajes:

Posteado 16 mayo 2010 - 17:32

6 agosto 2008: Bruselas

Antes de que sonase el despertador (a las 7:00), Fer me despertó. El día estaba precioso, el cielo azul sin ninguna nube. Yo me fui a duchar mientras él recogía y se vestía. Cuando volví, lavé algo de ropa en el lavabo que tenía la habitación y después nos fuimos a desayunar. Zumo, cereales, tostadas, café o chocolate... nos pusimos las botas. ¡No habíamos comido nada desde el bocata del día anterior al mediodía! Después salimos por fin a la calle.

Fer había leído en una guía que desde el décimo piso de un parking cercano se veía toda Bruselas, y allí fuimos. En la azotea, las vistas eran buenísimas. Se veía incluso el Atomium. Sacamos fotos y nos fuimos, para dirigirnos hacia la Grand-Place. Compramos agua y una postal para la abuela de Fer por el camino (su familia es argentina y nos pasamos el viaje comprando postales para todo el mundo).

La plaza era preciosa. Fer enseguida se puso a sacar fotos, yo preferí admirar aquello con tranquilidad. Era más pequeñita de lo que me esperaba, pero tenía un gran encanto. Pedimos un plano de la ciudad en la oficina de turismo, que está ahí mismo, y con ayuda de la Travel Bug hicimos una ruta para patearnos la ciudad a lo largo del día.

Imagen enviada

Imagen enviada

Empezamos caminando por unas callecitas hasta encontrarnos con el Manneken pis. Mucha gente me había dicho que se había sentido decepcionada al verlo, pero a mí me pareció encantador, tan chiquitito. Más tarde nos dirigimos hacia una iglesia cuyo nombre no logramos recordar, así que dejo un espacio en blanco: (espacio en blanco nunca rellenado) (hoy, mirando la guía, creo que era la iglesia Notre Dame du Sablon). Era una iglesia más. Después fuimos al Palacio de Justicia y luego al Palais Royal. El primero estaba viejo y no me pareció nada especial. El segundo era más blanco y me gustó mucho más. Más tarde nos fuimos a un parque y nos comimos unos bocatas, a las 12 más o menos. Los parques de Bruselas son muy bonitos, pero están LLENOS de cuervos y el ruido que hacen es un poco pesado. Fer se dedicó a imitarlos un buen rato.

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Fuimos hacia el Parlamento Europeo. Los edificios eran obviamente muy modernos, pero me hizo ilusión y la verdad es que me gustó. Nos dimos un paseo por el parque y luego nos acercamos al Museo de Historia Natural a cotillear un rato. A Fer le flipan los dinosaurios y le hacía mucha ilusión ir, pero era caro y nosotros pobres.

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Más tarde fuimos al Museo de la Armada y nos subimos a la azotea, desde donde había unas vistas muy bonitas. Dentro había aviones, panzers, uniformes, cosas de esas. De ahí fuimos al metro que nos llevó hasta el Atomium. Como ya eran las 16:00 y nos moríamos de hambre (y a mí me dolía la cabeza) buscamos algo para comer, pero obviamente era todo carísimo, y nosotros seguíamos siendo pobres. Decidimos ver el Atomium y volver al centro y comer algo allí.

El Atomium es asombroso. Como hacía mucho sol (y calor), las bolas brillaban mucho y daba bastante impresión.

Imagen enviada

Imagen enviada

El metro de Bruselas es feo y viejo. Aunque algunas paradas son decentes... los vagones están hechos una porquería y las puertas al cerrarse hacen un ruido muy fuerte que al principio me asustó (estaba atontada y acostumbrada al metro de Bilbao xD).

Llegamos al centro y fuimos a comer a un Quick: versión afrancesada de un Mcdonald's, sólo que aquí se paga por todas las salsas y no hay Big Mac. Compramos la cena en un super y fuimos a descansar un rato al albergue. A las nueve más o menos cenamos: yo una ensalada sosa con patatas como piedras y Fer un plato precocinado de hamburguesa de cartílagos con arroz duro que no fue capaz de terminar (y mira que Fer no le hace ascos a nada...).

A las 22:00 volvimos a salir. Ya era de noche y Bruselas tenía otra pinta, otro ambiente. Había un rascacielos cerca del albergue que se iluminaba con luces de colores y dibujaba formas, muy chulo. Más tarde fuimos paseando por las calles iluminadas y llenas de restaurantes donde parecían tener como plato exclusivo la paella "royale".

Llegamos a la Grand Place, que estaba preciosa, pero llenísima de turistas. Llenísima. Allí sacamos mil fotos al ayuntamiento (que por cierto quedaron casi todas mal, y eso que teníamos un mini-trípode). Nos compramos dos gofres con chocolate y como se hacía tarde nos volvimos al albergue.

Imagen enviada

Bruselas es una ciudad no demasiado bonita, pero tiene zonas muy especiales y con encanto. Eso sí, ¡el suelo está lleno de trozos de botellas de cerveza rotas por todas partes! No paraba de verlos y fue algo que me llamó mucho la atención. Mira tú en las cosas que se fija una.

Al día siguiente tocaba Brujas...
  • 0

#3 sideral

sideral

    Interrailer@

  • Members
  • PipPipPipPip
  • 128 Mensajes:

Posteado 16 mayo 2010 - 18:29

Estoy enferma en cama y me aburro así que me animo a escribir otro día más xD

7 agosto 2008: Brujas - DIA 1 Global pass 22 días (capítulo escrito por Fer)

Nos levantamos bien temprano para tomar el tren a Brujas. Desayunamos cereales, mermelada de frutilla (nota: fresas en cristiano xD), quesitos, nocilla y otras cosas ricas. A las 8:23 - 8:22 en mi celu - salió puntualmente el tren desde Brussel-Noord. Pasamos por las otras dos estaciones que tienen los Bruselos y pocos minutos después dejamos la capital belga tras nuestras espaldas. El viaje en tren me resultó ameno, en parte porque por fin dejábamos la lluvia (había estado lloviendo toda la mañana). En el plano horizonte belga sobresalen los picos de los campanarios de vez en cuando, algo muy único a mi entender. Me pareció un viaje corto, pronto llegamos a Brujas y la lluvia torrencial nos obligó a sacar los ponchos. Compramos un planito de la ciudad por 0,50€ que nos permitió conocer el camino al albergue. Al principio costó, porque era una carretera transitada, pero pronto llegamos al centro.

La lluvia seguía bastante puta e Irune perdió el plano. Por suerte estábamos todo recto y llegamos al albergue fácilmente. Éste tiene un edificio para la recepción y otro para las habitaciones con un bar (St Christopher's Bauhaus Hostel, doble privada con baño compartido por 19€/pers la noche, desayuno incluído que no llegamos a catar porque salimos antes de que lo sirviesen. Está bien, pero es algo ruidoso). Al pagar nos dieron unas tarjetas de descuento (que no usamos) y un cupon para cervezas gratis en el bar.

Dejamos las mochilas en un cuarto del bar y el que atendía, un rubio con cara de huevón, nos dijo que la cena estaba completa, pero que fuésemos a almorzar. Salimos y anduvimos hasta Markt y Burg, dos plazas preciosas, aunque empañadas por la lluvia.

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Irune lucía su exclusivo poncho por todo lo alto. En Markt comimos papas fritas con mayonesa por 2,5€ que sabían a gloria, aunque seguro eran congeladas (me dicen que cobraban 0,60€ más por la mayonesa).

Imagen enviada

Tras escuchar un rato a un guía español que pasaba con un grupo por ahí, volvimos al albergue a comer, sólo para que el rubio huevón nos diga que no había comida. Por lo menos se disculpó. Fuimos a Pas Partout (recomendado por la guía de Brujas de Use-it, que las tienen por todas partes en Bélgica) al final, un restaurante sin turistas prácticamente, bastante decente, a pesar de la botella de fanta limón de dudosa procedencia en una botella de fanta orange. Yo comí Steak tartare met fritjes, algo que sabía a paté calentito (buenísimo) e Irune un provençaal stoofvlees, un estofado normalito. Mientras comíamos paró de llover.

Volvimos al albergue, que estaba bien, aunque, como confirmamos luego, tenía un ambiente de mierda.

Imagen enviada
Vistas desde la habitación del albergue

Mientras Irune se cambiaba la ropa mojada, el cielo se despejó, así que aprovechamos para pasear. Brujas estaba distinta sin lluvia, mucho más acogedora. Fuimos a muchas iglesias, y en una estaba la Madonna de Miguel Ángel.

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Tras pasear entre cisnes y patitos, volvimos al albergue para relajar las patas. Cenamos sandwichs y a eso de las 20:30 salimos nuevamente. Atardecía tras los molinos. Bordeamos por los canales hasta volver al centro. Habremos caminado por todas las callecinas, cada rincón es precioso.

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Volvimos pronto a dormir entre portazos de baño. Lo demás por suerte estaba silencioso, y el bar no se escuchaba. Mañana tocaba ya Amsterdam...

Este tema ha sido editado por SuperNova: 18 mayo 2010 - 11:28

  • 0

#4 sideral

sideral

    Interrailer@

  • Members
  • PipPipPipPip
  • 128 Mensajes:

Posteado 16 mayo 2010 - 19:29

8 agosto 2008: Amsterdam

Nos despertamos muy pronto para coger el tren de las 8:20 hacia Antwerpen (Amberes). No pudimos desayunar en el albergue a pesar de que estuviese incluido porque era de 8 a 10 y nosotros a menos veinte ya estábamos esperando al bus que nos llevaría a la estación de trenes de Brujas.

Una vez allí, nos informamos sobre qué andén era el adecuado y esperamos. El tren era del mismo tipo que el que nos había llevado a Brujas así que el tiempo pasó rápido. Tampoco es que hubiese mucha gente.

Imagen enviada

En Antwerpen nos subimos a otro tren rumbo a Amsterdam, pero entramos por equivocación en primera clase y cuando quisimos cambiarnos la segunda clase estaba casi llena. Tuvimos que caminar y buscar en varios vagones hasta encontrar sitios. Allí nos sentamos, todo estaba lleno de maletas. Al de un rato descubrimos que las dos mujeres que teníamos delante eran valencianas, y los dos de que estaban al lado de Fer de Mallorca. Hablamos un rato con ellos, especialmente con los chicos de Mallorca, y nos aconsejaron "alojarnos" en Berlín en un barrio lleno de casas ocupas. Seguro que sí :P

Cuando por fin llegamos a Amsterdam, nos fuimos directamente a reservar asientos para el nocturno de Berlín y esta vez nos tocó pagar.

Después de esperar la cola unos 45 minutos, nos pasamos por la oficina de turismo, que estaba llena y encima cobraban 2€ por plano. Nos fuimos de allí, ya que yo me había llevado un plano de cuando mis padres habían visitado la ciudad un par de años antes (llevaba la mochila llena de planos, folletos... jaja).

Nos dirigimos entonces al albergue. Durante el camino, Amsterdam no me gustó. Estaba lleno de gente, sucio, y a pesar de que casi no se veían coches, mucho ruido.

Llegamos al albergue cristiano (Shelter City Christian Hostel, en dormitorios separados por sexos, barrio rojo, 23.50€/pers la noche, desayuno incluido). Al principio nos asustó un poco. Los recepcionistas tocaban la guitarra y cantaban cosas cristianas mientras nos atendían, nos sentíamos fuera de lugar completamente. Nos dieron las habitaciones y camas, yo estaba en el piso de abajo en la habitación 3, Fer en el de arriba, habitación 5. Nos costó un poco hacernos al cambio, de habitaciones privadas para dos a estar tan separados. Dejamos las cosas y nos fuimos.

El Barrio Rojo no tiene nada de especial. Los coffee shops son antros con música a tope, llenos de tiraos y de humo a cualquier hora del día. Las prostitutas casi nunca están asomadas y las sex shops no son ni siquiera como los que he visto en Bilbao. Todo lo demás eran tiendas de souvenirs, restaurantes de comida rápida y turistas drogados y borrachos. La verdad es que me decepcionó bastante.

Salimos del Barrio Rojo por Damrak y allí entramos a un super a comprarnos la comida. Compramos un fiambre que a día de hoy aún no sabemos lo que era con queso y pan, y yogur de vainilla de postre en Tetrabrik, además de unas patatas fritas al jamón-barbacoa. Comimos en un banco frente a un canal mientras la lluvia fina nos caía por encima. Como empezaba a refrescar, volvimos al albergue para que Fer pudiese coger su sudadera y volvimos a salir caminando y alejándonos del centro. Cada vez nos gustaba más lo que veíamos. Al final nos perdimos y llegamos a una zona que ni siquiera aparecía en el plano. Intentamos preguntar a algunos locales, pero nadie nos hizo ni puto caso y pasaban de largo. Nos encontramos un super y allí compramos la cena (más bocatas...) y un smoothie de plátano y naranja que estaba buenísimo.

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Cuando por fin nos ubicamos, volvimos hacia el centro hasta el museo Nemo, que estaba cerrado pero tenía en la "cubierta" (es un museo con forma de barco) una terraza en la que nos sentamos... y allí pasamos un buen rato. Compramos unas patatas fritas y cuando empezó a hacer frío bajamos y volvimos al centro. Allí cenamos en otro banco y caminamos un buen rato por las calles, entramos a alguna tienda de souvenirs y envidiamos a la gente sentada en las terrazas de los restaurantes comiendo comida de verdad.

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Volvimos al albergue y nos quedamos un rato en el bar viendo la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín. Tomamos algo, nos duchamos y a las 12 nos fuimos a la cama.

Este tema ha sido editado por sideral: 16 mayo 2010 - 19:46

  • 0

#5 Fernandopas

Fernandopas

    Bebe

  • Members
  • Pip
  • 7 Mensajes:

Posteado 16 mayo 2010 - 20:31

Hola! Me presento, soy Fernando, la otra mitad del viaje. Soy argentino y esta fue mi primera excursión por el viejo continente, cuyas impresiones las sabrán a lo largo del diario :P

9 agosto 2008: Waterland (escrito por Irune)

Cuando nos dirigíanmos hacia la tienda de alquiler de bicicletas no se me pasó ni por un instante que el día terminaría como lo hizo. Como el lugar estaba en la estación, nos pasamos primero por la oficina de turismo. Teníamos planeado ir en bicicleta a Waterland, una zona de pueblitos en las afueras de Amsterdam. El hombre nos vendió un mapa con rutas (2€) que parecía muy útil, aunque nuestros principales objetivos (Volendam y Edam) no aparecían en él. Después nos acercamos a MacBike donde alquilamos un par de bicis por un día. Cruzamos el canal principal de Amsterdam en un ferry gratuito que se encuentra detrás de la estación. El cielo estaba extraño, como siempre en Amsterdam. Se llenaba de nubes y hacía viento, se despejaba y el sol te calentaba para que te asases de calor.

Al llegar al otro lado de Amsterdam descubrimos que Fer había perdido el mapa, así que tuvimos que improvisar y guiarnos por los carteles, que por suerte había suficientes y señalizaban bastante bien el camino, por lo menos en las zonas campestres. Holanda, por lo menos la zona que hemos conocido, está totalmente llena de paseos y caminos para bicicletas. Ni bien cruzamos el canal tuvimos que pedalear por una zona urbanizada (algún suburbio de Amsterdam) que fue la responsable de que nos hayamos perdido. Llegamos a una zona preciosa, rodeada de lagos, patitos, veleros y todos liso liso. El cielo estaba precioso. Pasamos por Durgerdam, un pueblo pequeñito que parecía salido de cuento. Sólo era una hilera de casas frente a la costa y una carretera. Después volvimos a los caminos verdes, en los que nos cruzamos con varios locales, todos en bici, y aunque más de uno ya estaba entrado en años, no dejaban de saludarte con un efusivo Hallo!. Aunque todo era precioso, al cabo de un rato se me hizo un poco cansado el paisaje. A las 12 más o menos, nos entró el hambre y nos paramos en Monnickendam, frente a un lago, rodeados de patitos. Allí comimos patatas y bocadillos. Yo ya notaba el cansacio... Dimos de comer a los patitos, descansamos un poco y decidimos meternos por el pueblo en la bici. Era encantandor, con las carreteras de piedritas y las casas de ladrillos. El culo me empezaba a doler a horrores. Ya habíamos hecho unos 15 km y el cuerpo se resentía. Al de un rato, cuando ya no podíamos más, decidimos volver. Por suerte a la vuelta tomamos un nuevo camino que resultó ser más corto, y eran unos 10 km hasta la ciudad. Al cabo de un rato, el dolor del cuerpo entero se volvió insoportable. Me dolía todo, y cada vez que pedaleaba era como un infierno. De vez en cuando parábamos y descansábamos, o caminábamos un rato. Aunque el paisaje era precioso (pasamos por un canal rodeado de casas-barco) y estaba lleno de vaquitas, yo no pude disfrutarlo apenas por los dolores y el cansacio.

Imagen enviada
Durgerdam

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada
Monnickendam

Al fin llegamos a Amsterdam, pero aun quedaba un buen trozo hasta el centro. Mareada y sin agua, no sé cómo conseguimos llegar de nuevo al ferry; nada más llegar, y a pesar de que podíamos quedarnos con las bicis hasta el día siguiente, las devolvimos y nos despedimos de ellas para siempre (por fin).

Yo necesitaba ir al baño, así que mientras Fer compraba la cena me acerqué a uno y pagué 0,50€. ¡En los baños había incluso una máquina para desinfectar la tapa del váter! Bebí agua como una loca y volvimos al albergue.

Allí nos tiramos en el patio exterior. Me comí una naranja que me supo a gloria y nos tomamos un smoothie de plátano y fresas. Al de un rato cenamos (más bocatas) y cuando ya no podía más del dolor de piernas me fui a la cama, y Fer salió por Amsterdam a darse una vuelta (NdelR: En la que las putas se me tiraban al grito de c'mon boy! al verme solo).
  • 0

#6 Fernandopas

Fernandopas

    Bebe

  • Members
  • Pip
  • 7 Mensajes:

Posteado 16 mayo 2010 - 23:53

10 agosto: Amsterdam

Nos levantamos pronto con la inteción de ir al tour gratis (New Amsterdam). Desayunamos en el albergue, que resultó muy bueno y variado, y partimos. Al poco tiempo, Irune comenzó a resentirse de sus dolores piernales, por lo que nos volvimos. Tras una intensa partida de Triominó, terminé yendo solo, mientras la pobre se quedaba rodeada de una interesante biblioteca con títulos tan selectos y sugerentes como "¿Por qué sé que Dios existe?".

El tour estuvo bien, aunque el guía era un hispano-argentino que me cayó bastante mal desde el principio, aunque debo admitir que el tipo se lo curró para intentar hacerlo entretenido y sacar cosas interesantes de la nada. Básicamente recorrimos iglesias y fachadas que mostraban la historia de la ciudad. Contó varias anécdotas sobre épocas antiguas, lo que hizo que por lo menos a mí se me cambiase un poco la imagen de Amsterdam. Finalmente no todo eran putas y porros, aunque lo es casi todo.

Imagen enviada
Jajaja

Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada

Volví al hostal y salimos a comer a un italiano, il Mare, pasta y pizza. Después visitamos un templo budista que nos encontramos en el barrio chino, que desencajaba bastante con el resto.

Amsterdam me dejó un sabor agridulce: por un lado conocí otra ciudad muy famosa, y estuvo en lugares donde nunca creí que estaría, pero por otro, tanto joven drogado y amontonamiento me empañaron la visita. Yo sólo la recomendaría si vas a viajar con todos los amigos y realmente no querés hacer nada más que estar de fiesta (y dejarte un dineral). Si estás en otro tipo de viaje como nosotros, puedes pasarte Holanda de largo sin arrepentirte.

Esa misma tarde noche nos subimos al nocturno a Berlín, donde nos tocó un compartimento de 6 asientos donde ya estaba instalada una parejita holandesa. El viaje trascurrió tranquila hasta llegar a Duisburgo, donde se subió un chico alemán, que ni bien abrió la puerta del compartimento, soltó un rollo de 40 segundos en su idioma que nadie entendió. Después de un extraño rato en silencio, el chico holandés le hizo gestos como que nadie entendió nada, por lo que el alemán dijo brevemente en inglés que tenía ese asiento, pero que se sentaba en otro lado. En Colonia el compartimento se terminó de llenar (de incomodidad). Rato después, salí al pasillo para dejarle mi asiento a Irune y que por lo menos durmiese ella. Afuera estaba el chico holandés también, que al irse su novia a dormir me incitó a una cerveza checa que había comprando en el vagón restaurante. Y así pasamos las horas (incluidos 45 eternos minutos parados en Hannover) charlando lo poco que se puede hablar con un desconocido holandés que chapurreaba inglés como yo japonés, hasta llegar a nuestro destino a las 4:50.

La capital alemana se asomaba mucho más asombrosa desde el principio.
  • 0

#7 sideral

sideral

    Interrailer@

  • Members
  • PipPipPipPip
  • 128 Mensajes:

Posteado 17 mayo 2010 - 15:37

Aclarar que lo de que si no vas a con amigos puedes saltarte Holanda es una opinión de Fer, ¡no mía!

Aunque Amsterdam no me pareció una ciudad tan increíble como otras capitales sí que merece un buen paseo. Y por supuesto, Brujas, que es preciosa... y estoy segura de que Gante y Amberes, que nos pasamos de largo por falta de tiempo, se merecían una visita que con suerte podré hacerles en algún futuro. También el paseo en bicicleta habría sido una excursión mucho más bonita si yo no hubiese estado tan floja (hacía años que no pillaba bici) y si no nos hubiésemos perdido (pero, a pesar de que lo pasé mal, los paisajes eran preciosos y todo tenía un encanto especial que no he encontrado en otro sitio).

Vamos, que no creo que haya que pasar los Países Bajos de largo. ¡De hecho yo quiero volver!
  • 0

#8 sideral

sideral

    Interrailer@

  • Members
  • PipPipPipPip
  • 128 Mensajes:

Posteado 17 mayo 2010 - 18:16

Pues depende.

En su momento fueron 7,5€ por 24 horas, pero ahora mirando la web son 3 horas 7€, 24 horas 9,5€ y luego cuantos más días sean te hacen más descuento.
  • 0

#9 sideral

sideral

    Interrailer@

  • Members
  • PipPipPipPip
  • 128 Mensajes:

Posteado 17 mayo 2010 - 18:38

Hijo, con 9000€ a vuestra disposición cada uno y ¿no vais a ser capaces de gastaros ni 10€ en una puñetera bici? xD
  • 0

#10 nada qe decir

nada qe decir

    Empiezo a enterarme

  • Members
  • PipPipPip
  • 85 Mensajes:

Posteado 17 mayo 2010 - 20:23

El diario esta muy bien, me está sirviendo mucho, sobre todo por el tema de precios y de links útiles, animo y a continuar!
  • 0